• Clara Lopez

¿Trajes o Disfraces?

A veces creemos que lo único importante es ser novedosos. Muchos diseñadores en lugar de identificar empresas, instituciones y hasta países, producen marcas que no se parecen en nada a sus dueños.


La marca es esa señal que indica la presencia de un sujeto, de un alguien. El origen del término se remonta a la primera necesidad humana de hacer reconocible la propiedad o procedencia de un bien o un mensaje cualquiera.


Lo particular de las marcas hoy en día, es el haber adquirido un valor en sí mismas. Tienen una capacidad “vendedora”. Y es esta capacidad la que en los últimos años ha generado una especie de carrera en pro de la creación de símbolos y logotipos en todos los sectores.



- También te puede interesar: La inspiración de los dioses modernos (studios-ax.com)



Pero esta carrera acelerada ha tenido un precio: la agitación y la inmediatez ha impedido un trabajo meditado detrás de cada diseño de marca. Se ha perdido el análisis técnico que permitía detectar las características propias de cada marca por hacer. La velocidad pasó a ser un factor negativo en este tipo de procesos mediante las recetas fáciles.


Es cierto que toda entidad necesita un signo gráfico que dé forma estable a su nombre. Pero dicho signo no es libre, no puede ser de cualquier tipo. Pues la marca “marca” (valga la redundancia) a su dueño no sólo en el sentido de “señalar” sino también en el sentido de “identificarlo” del resto.


No es lo mismo.

Los signos identificadores se inscriben en paradigmas socialmente instalados gracias a lo cual son interpretables por el público: un pictograma, un sello, un escudo, una etiqueta, una sigla, un monograma, etc. Y no es lo mismo uno que otro: a una universidad le conviene un sello y no una etiqueta; a una mermelada le conviene una etiqueta y no un pictograma; a los gobiernos le convienen logotipos formales y no graffitis, etc. Toda marca, si no se ancla sólidamente en hechos que la justifiquen, será contraproducente.


Y este razonamiento aplica también a los distintos estilos gráficos: la gráfica de historieta, la ilustración neoclásica, la abstracción geométrica, la tipografía con serif o romana, la tipografía moderna o de “palo seco”, etc.


Pero la referida velocidad de la carrera de las marcas, acompañada de la impaciencia de los clientes y el oportunismo de ciertos profesionales, ha hecho que entidades de muy distinta naturaleza y perfil tengan marcas “modernas”, “amables”, “próximas al consumidor”, “simpáticas”, “informales”. Estas decisiones ponen en riesgo la identidad de las empresas y lesionan su eficacia comunicativa provocando ilegibilidad, baja recordabilidad y escasa vigencia.


Es por eso que hoy en día se ha logrado que, al final, muchas marcas se parezcan, funcionen mal y posean una bajísima calidad gráfica; factores claramente negativos para el “buen nombre” de las organizaciones.


¿Qué pensamos en AX?

Pensamos que no puede haber excusas en el desarrollo deficiente de una marca. Una mala estrategia tendrá repercusiones claras para tu negocio.


Definir la personalidad de tu marca y el desarrollo de la totalidad de la imagen corporativa, son aspectos necesarios si quieres llegar a los mejores clientes potenciales y actuales.


Teniendo esto en mente, veremos tres conceptos básicos y las claves que seguimos para el desarrollo de una marca memorable para tu empresa. Pero antes grábate estas ideas:

  1. Si implementas una buena estrategia de marca, podrás transmitir una imagen de fiabilidad y mayor profesionalidad.

  2. Con esta estrategia generas una identidad de marca sólida y única que tus clientes serán capaces de reconocer.

  3. El desarrollo de la marca implica consistencia en los diferentes canales de promoción: redes sociales, email marketing, prensa escrita o cualquier otro soporte en el que se decida anunciar. Es decir, que implica también a la estrategia de marketing de ese negocio, así como a su comunicación en su conjunto.


- También te puede interesar: Design Thinking Épico (studios-ax.com)


¿Cuales son los cuatro conceptos básicos que nunca olvidamos en Ax studios a la hora de desarrollar una marca?

  1. Definimos los objetivos clave Definimos tus objetivos desde el principio. Será el punto de partida para cualquier decisión que tengamos que tomar. Para esto, nos preguntamos: ¿Qué quiere conseguir el cliente? ¿Cómo ve su negocio a largo plazo?

  2. Conocemos a tu público objetivo Al igual que ocurre con los objetivos de tu negocio, también es necesario que conozcamos a tu público objetivo para desarrollar la marca. Buscamos entonces responder a "¿A quién quiere vender el cliente?". La respuesta no debería ser "A todos". Es decir, que no hay que centrarse en una gran cantidad de personas sino en aquel segmento que esté interesado especialmente en las necesidades que el cliente cubre como empresa y comparta con él una filosofía definida. Solo así se podrá contribuir el desarrollo de un posicionamiento como empresa.

  3. Conceptualizamos la personalidad e identidad de tu marca Tras conocer tanto los objetivos como empresa y definir al buyer persona, ha llegado el momento del desarrollo de la marca.



Es hora de utilizar lo que ya sabemos de tu negocio y sobre tus clientes para crear una personalidad e identidad específica. Esto es fundamental porque, cuando proyectas a una persona con la que el público se puede identificar, estarán más predispuestos a elegir los productos o servicios de nuestro cliente.


Hay una serie de elementos que tenemos en cuenta a la hora de realizar el logo, tales como el tono que utiliza el cliente al escribir o incluso el formato de sus cuentas de correo. Nada queda fuera. Recordamos siempre que todo forma parte del mismo paquete. Vendemos tu nombre, y cada pequeño detalle del sistema a diseñar cuenta.


Por ultimo en cuanto a los elementos visuales, primero debemos analizar qué es lo que hace que tu negocio destaque. Para esto es muy importante que nuestro cliente sepa cuál es su esencia (y si no, lo ayudaremos a descubrirla). Luego, se transmitirán estos rasgos en la tipografía, el logo o la combinación de colores que utilizaremos.


¡Todo esto es solo el principio del gran viaje del diseño de branding que en Ax Studios nos encanta emprender!


- Blog inspirado en: la marca: ¿Vestimenta o Disfraz? de Foro Alfa


0 visualizaciones0 comentarios